Un Estudio Propio | Entrevista en La Verdad
arquitectura urbanismo
arquitectura, urbanismo, educación
16161
post-template-default,single,single-post,postid-16161,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Entrevista en La Verdad

 

Artículo de prensa sobre las jornadas “Dónde jugarán los niños”.

-extracto-

No obstante, en bastantes ocasiones, el principal freno al disfrute de los niños viene «de la sobreprotección a la que los sometemos los adultos. Pecamos de no dejarles hacer nada: ‘no saltes que puedes hacerte daño’, ‘no corras, que te caes’, no toques el suelo, que está sucio’». Ana Belén López, de Un estudio propio, en Puerto Lumbreras, considera que «el espacio público está demasiado reglado. Le decimos constantemente a los niños dónde y cómo tienen que jugar, y eso puede poner límites a la creatividad y a la imaginación». La arquitecta aboga por un modelo «no tan acotado» para que el espacio de ocio infantil se extienda por toda la ciudad. En esa misma línea, López (que participa en una ponencia con Ana Fernando Magarzo, ambas premio regional de arquitectura a la innovación y la divulgación) se define como una firme defensora de que los niños vayan andando al colegio, o al menos que puedan cubrir una parte del trayecto a pie. «Muchos estudios relacionan esa práctica con la mejora del rendimiento escolar porque llegan más despejados a clase». En ese camino van recopilando «fragmentos de vida, con sus compañeros y amigos, y ganan en responsabilidad, confianza y autonomía».