Un Estudio Propio | Academia Gauss
arquitectura pensamiento
arquitectura, pensamiento, urbanismo, educación
16247
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16247,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Categoría
Arquitectura
Temáticas
interiorismo, negocio, reforma
Sobre este proyecto

En las reuniones me contaba todo lo que no quería. Había analizado los espacios en los que había dado clase para comenzar un negocio propio.

 

Quiero ofrecer un espacio de calidad para enseñar matemáticas, el pueblo se lo merece.

 

Quería grupos reducidos, donde la clase pasase volando y el profesor fuera alguien cercano. A su corta edad buscaba en el diseño un aliado para crear espacios para la concentración.

 

Recurrimos al recurso más primitivo que tiene el ser humano: contar historias. Sentarse en corro para atrapar la atención y hacer que la historia te abrace. Esta idea se alejaba del mobiliario regular y en serie que encontramos en los espacios escolares, y propiciaba unas mesas de trazo libre que abrazaban al profesor y alumnos, acomodándose en el espacio irregular del local.

 

Las curvas nos ayudaron también a crear la división principal y a suavizar la rigidez del espacio y las presentes tensiones que provocaban los pilares centrales de la sala.

 

El resto se resolvió con materiales sencillos en una armonía matemática. Utilizamos chapa ondulada blanca en la división interior para marcar la ubicación de las aulas con una iluminación tangente a la división. El rosa fue el color usado para las formas libres de las mesas, su contraste con el blanco nos ayudaba a leer mejor el espacio. Para las sillas recurrimos a una empresa de equipamiento escolar. Unas plataneras vigilan cada espacio porque el verde relaja la mente. Creamos un zócalo de gotelé de pintura satinada por todas las estancias para ayudar a la limpieza, algo que mejora el mantenimiento diario del espacio. Los alfeizares interiores de las ventanas están terminados con una madera (apoyada) que sirve de estante. En los baños combinamos un azulejo simple con una junta de color rosa, ambas cabinas con el mismo tratamiento, inclusivos, sin espejos y con los mínimos accesorios posibles.

 

La chapa ondulada blanca del interior pasó a forrar la fachada marcando (pero acompañando) el nuevo uso que se añadía al edificio existente de viviendas. Participando de la escena pública como una vecina más.

 

Creando con muy poco los espacios de concentración que buscaba la clienta.

 

 

Datos Técnicos

Superficie Construida 65m2

Fecha finalización enero 2022

 

Fotografías

Alex Lafuente

www.alexlafuente.com

Colabora funnyswing (moda) y Casa Romera (cerámica).

www.funnyswing.com

 

Equipo

Domingo Molina (cerrajería), Giselor (albañilería), Rustilor (pintura), Diego Navarro (electricidad), José Alcaraz (pladur), El Clavillo y Manfralor (carpintería madera).